Los profesionales que afrontan las labores de mantenimiento de comunidades en Leganés suponen nuestra mejor garantía a la hora de hacer frente a todo tipo de imprevistos en el hogar, como por ejemplo los problemas de tuberías y desagües atascados, fugas de agua o problemas similares.

Lo mismo sucede con las fosas sépticas. Se trata de un artilugio que los profesionales conocen a la perfección y que, además, es hoy en día fundamental para las viviendas de nuestra localidad. ¿Quieres saber de qué se trata? Entonces no te pierdas las siguientes líneas.

Las fosas sépticas son sistemas que sirven para el tratamiento de las aguas residuales. Hablamos del agua que cae por el desagüe cuando lavamos los platos, nos duchamos o tiramos de la cadena del váter.

En estos artilugios, imprescindibles para nuestro día a día, se halla un depósito (a veces tienen dos) donde la materia orgánica contenida en las aguas residuales se separa y se transforma.

Posteriormente, dichas aguas se van filtrando y saneando poco a poco gracias a la acción de un producto químico. ¿Su fin? No es otro que el de tratar de reducir al máximo la contaminación.

El problema es que solo la mitad de los residuos sólidos que se acumulan en dichas fosas se descomponen de manera natural. Por lo tanto, el resto cae al fondo en forma de lodo, y debe ser retirado cada cierto tiempo (por norma general, una vez al año). Esta es labor para las grandes empresas del sector de la fontanería.

En cualquier caso, si lo que necesitas es un servicio de mantenimiento de comunidades en Leganés, recuerda que puedes contactar con nosotros en Cerrajería Miguel Ángel.